Colonos de la periferia exigen servicios básicos a sus autoridades.

Valladolid, Yucatán a 14 de julio de 2019.- Colonias proletarias de pueblo mágico Valladolid piden ampliación de energía eléctrica, agua potable,reparación de calles,  vigilancia policiaca y alumbrado publico.

Máximo kinil  y Santiago Hoil de la colonia Fernando novelo dijeron que a pesar de que recientemente repararon su calle esta permanece en penumbras hace falta alumbrado publico y mayor vigilancia policiaca.

Santiago Hoil vecino de la misma colonia proletaria agrego que debido a que muchos adolescentes estudian el turno vespertino en las escuelas de la ciudad y retornan a sus hogares entrada la noche grupos de teporochos en las esquinas molestan a sus hijas con palabras obsenas.

La mayoría de los vecinos de esta colonia exigen mejoras en sus calles alumbrado publico y vigilancia policiaca pues hace unos días una joven estudiante del centro universitario estuvo a punto de ser violada, la oportuna intervención de un grupo de vecinos del rumbo logro evitarlo.

La colonia Emiliano Zapata es otra de las colonias proletarias que permanece en el abandono por falta de atención de sus autoridades., aunque parezca increíble en pleno siglo XXI las tres cuartas partes de los habitantes de este nucleo poblacional aun defeca al aire libre.

Los colonos solicitan ser incluidos en algún programa de construcción de letrinas para evitar la podredumbre, la falta de higiene y las enfermedades en sus hijos y sus familias .

A pregunta expresa del corresponsal los habitantes de las colonias proletarias abandonadas señalaron que el próximo sábado 17 de agosto estarán presentes en el primer informe de gobierno de su alcalde Enrique Ayora Sosa para recordarle que cumpla sus promesas de campaña.

Los servicios básicos municipales que exigen los habitantes de las colonias proletarias son el derecho de un pueblo que paga sus contribuciones oportunamente y no se necesita una consulta publica ni someterse a discusión  sentencio el abogado y jurisconsulto Vallisoletano GALILEO RIVERO CONCHA.

Deja un comentario