Diputados aprobarán este jueves la ley anti-plásticos de Yucatán.

Mérida, Yucatán; 5 de junio de 2019 (ACOM).- La ley anti-popotes y plásticos será aprobada este jueves por la Comisión de Medio Ambiente del Congreso de Yucatán.

La legislación, además de establecer restricciones en los materiales antes mencionados, también prohibirá el uso de contenedores de polietileno (unicel), cuya eliminación será de manera paulatina.

La iniciativa enviada por el gobernador Mauricio Vila en enero pasado establece una serie de modificaciones a la Ley para la Gestión Integral de los Residuos de Yucatán, con la que se busca sacar del mercado este tipo de productos, lo cual significó meses de pláticas con empresarios del sector de la transformación y restauranteros, aseguró el presidente de esa comisión, Harry Gerardo Rodríguez Botello Fierro.

El diputado señaló que con tal acción se lograra un gran beneficio al medio ambiente, ya que solo un contenedor de polietileno tarda hasta mil años en degradarse, mientras que un popote tarda hasta 800 años en hacerlo y una bolsa plástica, un siglo.

Ahondó que al fabricarse popotes con material biodegradable estos tardarían en desintegrarse en un máximo de 240 días, además de existir otras opciones para realizar contenedores para transportar comida hechos de semilla de tamarindo.

“Los tiempos de prohibición de establecimientos comerciales ubicados cerca de cenotes, áreas naturales protegidas y reservas ecológicas tendrán que realizarse en un plazo de seis meses una vez que sea publicadas las reformas en el periódico oficial del estado”, precisó el diputado del Verde Ecologista.

En el caso de supermercados, tiendas de auto servicio, mercados, restaurantes y similares en el plazo será de un año.

“El uso de bolsas plásticas de acarreo estará condicionado a que en su fabricación se utilicen al menos 30 por ciento de material reciclado, mientras que en el caso de los popotes solo podrán ser utilizados aquellos que estén conformados en un cien por ciento de material biodegradable”, expuso.

La prohibición será también total para los contenedores de unicel que sean utilizados para transportación, carga o traslado de productos alimenticios, líquidos o sólidos al consumidor final.

La ley establece sanciones que pueden ir con multas de 800 a cuatro millones de pesos e incluso la clausura permanente del comercio que reincida en el uso de bolsas, popotes y contenedores de unicel hechos con materiales altamente contaminantes.

Fuente: Reporteros Hoy

Deja un comentario