El alcalde Renán Barrera supervisa equipo especializado para monitorear el ruido en Mérida

Mérida, 15 de agosto de 2019— El monitoreo constante que realizamos en
Mérida y sus comisarías para medir decibeles de ruido, con personal y
equipo especializado, forma parte de las acciones integrales del
Ayuntamiento para combatir la contaminación auditiva, a fin de que todos
disfrutemos de un ambiente equilibrado y saludable, afirmó el alcalde Renán
Barrera Concha.

Acompañado del director de Desarrollo Urbano, Federico Sauri Molina,
supervisó personalmente los instrumentos de medición que inspectores de la dirección de Desarrollo Urbano utilizan durante los recorridos de monitoreo permanente que realizan en la ciudad y sus comisarías.

—Esto nos permite adoptar y ejecutar medidas de seguridad, para prevenir
daños a terceros, a la salud pública o al equilibrio ecológico que puedan
causar las fuentes fijas o móviles, concesionarios, establecimientos
comerciales, industriales o de servicio público o privado— aseveró Barrera
Concha.

En ese sentido, el Munícipe recordó que gracias a las reformas aprobadas
por el Cabildo, a través  del  Reglamento de Protección al Ambiente y del
Equilibrio Ecológico del Municipio de Mérida se busca fomentar la educación
ambiental y mitigar la contaminación del ruido, problema que se ha hecho
más palpable en el centro de la ciudad al ser un punto concurrido por
residentes, visitantes, transportistas y dueños de comercios.

—Este trabajo viene a complementar el que se realiza de la mano del
Patronato del Centro Histórico a través de un programa de socialización y
sensibilización que no se limita únicamente a la “cabina del ruido”, sino
que contempla muchas otras medidas convenidas en el pacto “Convivencia
Armónica”— refirió.

Por su parte, Federico Sauri, informó que la dinámica en la que participan
7 inspectores capacitados en materia acústica y quienes además están
debidamente identificados, consiste en recorridos y monitoreo permanente de la ciudad de Mérida y sus comisarias, en horarios acordes al funcionamiento de los establecimientos, a fin de verificar que se ajusten a la NOM-081-SEMARNAT-1994, que estable los límites máximos de emisión de ruido.

Cabe destacar que la dirección de Desarrollo Urbano puede ordenar las
visitas de inspección y/o verificación, que estime pertinentes, de los
lugares que deban estar acondicionados con medidas para su insonorización.

—El propósito es atender puntualmente las solicitudes, denuncias o quejas
que se reciban respecto a algún foco de contaminación auditiva —indicó.

Las mediciones se efectúan tanto al interior como al exterior del lugar
donde se encuentra la fuente emisora del sonido, ya sea vía pública o zonas
e inmuebles colindantes o adyacentes.

En el caso de la zona residencial, los decibeles son de 55 de 6 de la
mañana a 10 de la noche y de 50 decibeles de las 10  de la noche a 6 de la
mañana, mientras que para la zona industrial y comercial y fuentes móviles
es de 68 decibeles de 6 de la mañana a 10 de la noche y de 65 de 10 de la
noche a 6 de la mañana.

Para las escuelas (área de juegos), zona de ceremonias y eventos de
entretenimiento los decibeles serán de 55 y 100 respectivamente.

Las sanciones y multas para quienes incumplan las normas podrán ir desde
8,449 pesos equivalente a 100 UMAS (unidad de medida y actualización)
hasta, los 2.112,250 pesos equivalente a 25,000 UMAS.

Sauri Molina apuntó que la dirección a su cargo elabora un mapa del Centro
Histórico para identificar los puntos más conflictivos y está entregando
volantes informativos en los comercios invitándolos a acercarse a las
autoridades si tienen cualquier duda al respecto.

Las labores integrales para combatir la contaminación auditiva las
encabezan de manera conjunta las direcciones de Desarrollo Urbano,
Gobernación y Policía Municipal. Los titulares de estas dos últimas,
Gerardo Acevedo Macari y Mario Arturo Romero Escalante, respectivamente,
también estuvieron presentes en la supervisión.

*Comunicación Social*

*Renán Barrera Concha*

*Presidente municipal *

Deja un comentario