Indagan tráfico de “cristal”.

VALLADOLID.— Cuando menos cinco denuncias por tráfico de drogas, sobre todo “cristal”, se investigan en el municipio de Buctzotz, de los cuales, en tres ya se ejecutaron las detenciones correspondientes, pero los involucrados han recuperado su libertad bajo caución y sus procesos los continúan en libertad, según información obtenida.

Autoridades estatales, dan un panorama del narcomenudeo en el oriente, y aseguran que la actividad está controlada de alguna manera, y los que continúan vendiendo están identificados y vigilados, de modo que en cualquier momento podrían ser detenidos.

Hace poco más de un año, autoridades federales informaron que en el municipio de Buctzotz habría un rancho que se usaba como laboratorio para procesar el “cristal”, el cual era vendido entre los consumidores del oriente, incluyendo esta ciudad. Incluso se presumía que parte de esa droga sería llevada a Quintana Roo.

Sin embargo, las autoridades federales que estaban en ese entonces en esta plaza fueron enviadas a otros estados del país, por lo tanto los que están ahora, al parecer no tienen conocimiento de ese lugar, pero aseguran que investigarán al respecto.

Hace menos de un mes, se detuvo a tres personas en ese municipio, involucrados en la venta de “cristal”, quienes fueron puestos a disposición de un juez federal, que luego de algunos días fueron liberados bajo caución, pero se les sigue su proceso estando en libertad.

Según las fuentes, la PGR tiene cinco investigaciones que están en proceso en ese municipio, de acuerdo con denuncias que han hecho los mismos ciudadanos, varios de ellos, ganaderos que se ven temerosos por la presencia de la delincuencia organizada, por el alto consumo de “cristal” en este municipio de Buctzotz.

De los cinco, tres de ellos ya fueron detenidos, y en los otros dos se continúa con la investigación para tratar de hacer detenciones en flagrancia, de tal modo que la venta de “cristal” en este municipio continúa.

Fuentes estatales, comentaron que no tienen conocimiento de la existencia de algún laboratorio en la zona, pero lo que sí es un hecho es el consumo de cocaína, droga que es llevada a ese municipio por un sujeto que llega de Dzilam Bravo, quien está plenamente identificado, incluso se ha reforzado la vigilancia en la zona, con retenes, para evitar que continúe esa actividad.

En Panabá se detectó un rancho, propiedad del hermano de Servando Gómez “La Tuta”, líder del cartel “Los Caballeros Templarios”, de Michoacán, pero se pensó que podría otro lugar donde se está cometiendo algún ilícito, luego de ser investigado y se detectó que se dedican a la actividad ganadera.

El hermano de la “Tuta” fue detenido en la ciudad de Mérida hace un tiempo, por lo que se descarta que el rancho opere en alguna actividad ilícita.

En el caso de esta ciudad, dos de los principales narcomenudistas conocidos, como José Francisco González “Pepe Granados” y Giovany Garrido, están sin actividad por el momento, incluso el primero se sabe que está en la cárcel de Ebtún, debido a que primero salió bajo caución, pero dejó de acudir a firmar y al parecer se fue a entregar solo para cumplir con su sentencia.

En el caso del segundo, se investigó está “tranquilo” y no realiza su ilícita actividad, de tal modo que su plaza la ocupa actualmente un sujeto identificado como M.B.C., quien tiene un cómplice, al parecer familiar de Giovany, y entre los dos distribuyen la cocaína en esta ciudad, pero ambos están ubicados, de tal modo que en cualquier momento se podría dar alguna detención en flagrancia.

Había una mujer que también se dedicaba al narcomenudeo, pero al ver que le seguían la pista de manera frecuente prefirió irse de la ciudad, y al parecer se encuentra en Mérida, por lo tanto está controlada esta plaza, o al menos hay tranquilidad.

Con el arribo de cinco patrullas adicionales en esta ciudad y otras cinco en la zona de Tizimín se intensificaron las acciones de vigilancia, de tal modo que se tiene el control, por todos lados y cada vez les resulta más difícil a los narcomenudistas traer droga.— Megamedia.

Fuente: Diario de Yucatán

Deja un comentario