“Gilberto”, el huracán que desdibujó la costa de #Yucatán

Hace 33 años, el huracán categoría cinco dejó una estela de devastación y muerte en la región.

 Hace 33 años el huracán “Gilberto” tomó por sorpresa a los yucatecos que estaban acostumbrados a fenómenos meteorológicos de menor magnitud, si llegara un ciclón similar no habría tecnología que soportara el embate de un fenómeno como el que azotó el 14 de septiembre de 1988, aseguró el meteorólogo Juan Vázquez Montalvo.

“La situación jamás volvió a ser igual; la temporada veraniega no volvió a ser la misma porque muchas casas se destruyeron, la carretera costera Chabihau-Santa Clara fue barrida por completo, en la carretera costera Sisal-Punta Palmar-Celestún la arena fue barrida y hasta ahora sigue igual; se dieron pasos de agua que se aprovecharon para hacer los puertos de abrigo de Chuburná y Telchac Puerto, que ya había, pero el agua que entró hizo un canal natural que comunica con la laguna rosada, eso hasta le fecha existe”, expuso.

Explicó que este fenómeno “habilitó” los ojos de agua para que los flamencos puedan buscar otro habitat, se creó la zona de flamencos de Uaymitún, fueron tantas cosas las que ocasionó, inéditas, tomó desprevenidos a los yucatecos que estaban acostumbrados a huracanes pequeños, cuando llegaba un ciclón eran dos o tres días que se movían todas las cosas y regresaban a la normalidad, pero ‘Gilberto’ provocó que permanecieran encerrados por muchas horas, más de 12, y pasar más de 15 días sin agua y sin luz, esa fuera la peor parte”.

Precisó que el sistema de ciclones ha habido desde la época de los mayas, siempre grandes huracanes han tocado Yucatán, “Gilberto” fue uno de los últimos junto con “Isidoro”, de los más poderosos, pero el primero fue de categoría cinco, muy especial por su magnitud de destrucción que provocó en gran extensión, destruyó primero Cancún y después la parte norte del Estado.

Huracán Gilberto en Yucatán 

“Con la llegada de ‘Gilberto’ aprendimos a tenerle respeto a estos fenómenos, fue un parteaguas, la historia cambió a raíz de su llegada, muchas cosas cambiaron en la entidad, entre ellas, prepararnos, cambió la fisionomía de la costa, muchas casas de playa se cayeron y aún no las reparan, quedan como monumentos a lo que fue este ciclón”, indicó.

Fuente: Novedades

Deja un comentario