#Mérida. Zoológicos de Mérida registran aumento de muertes en los últimos años.

Durante 2018 a 2020 un total de 194 animales murieron en los zoológicos Centenario y Animaya, es decir que los fallecimientos superan un 21.5% a los nacimientos

Un total de 194 animales murieron en los zoológicos del Centenario y Animaya del 2018 al 2020, incluidas grandes especies como leones, tigres, cebras, avestruces tortugas, pavorreales y otros. La cifra de muertes supera la de nacimientos.

De acuerdo con las solicitudes de información 00215421 y 00208821, el número de fallecimientos en los tres últimos años supera en un 21.5 por ciento los nacimientos que se han dado en los zoológicos de Mérida a cargo del Ayuntamiento. En materia de decesos, se presentaron 127 en el Centenario y 67 en Animaya, nacieron 50 y 110 animales, respectivamente.

De los animales con mayor presencia en total son ocho jaguares, tres jirafas, seis hipopótamos, seis tigres, siete leones, dos pumas y 24 monos araña. De acuerdo con el documento “Zoológicos: cárceles para animales”, la agrupación internacional AnimaNaturalis plantea que estos sitios son más bien colecciones de animales interesantes y no refugio ni hogares para las especies.

Apunta que, incluso en las mejores condiciones, es imposible duplicar o acercarse a crear algo similar al verdadero hábitat en que los animales viven, pues se les im innatos y vitales como correr, volar, escalar o acompañarse de otros similares de especie.

Además, la justificación de tener animales en cautiverio es la educación, pero se menciona que en realidad la mayoría de los visitantes pasan sólo unos minutos en formación.

La mayoría de los recintos zoológicos son muy pequeños, y en lugar de promover la comprensión o respeto por los animales, ofrecen sólo un poco de información natural. Temas como el comportamiento de los animales es discutido y analizado muy a lo lejos, ya que las necesidades naturales que posee cada especie raramente se cumplen, señala el documento

En este tenor, los zoológicos de Mérida no han estado exentos de señalamientos. En 2010 se detectaron innumerables anomalías en el recién inaugurado Animaya, denunciadas por Leonora Esquivel, presidenta de AnimaNaturalis, así como la presidenta de la Asociación por la Defensa de los Animales en Yucatán, Rosario Sosa Parra.

El Partido Verde Ecologista interpuso denuncias ante la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), relacionadas con las precarias condiciones que enfrentan las especies en el lugar.

Durante el 2017 se dio la polémica muerte de una jirafa, presuntamente, por malos cuidados en Animaya. Entonces, también el Verde Ecologista interpuso una denuncia contra el Ayuntamiento de Mérida ante la Profepa, por posibles hechos violatorios a la Ley General de Vida Silvestre.

Los datos solicitados por Transparencia, en el 2018 fallecieron 68 animales en el Centenario. Además de aves, reptiles y especie de menor tamaño, se menciona el caso de tres tigrillos, fallecidos por gastroenteritis, cuatro cocodrilos por politraumatismo; un león, por problemas respiratorios, y un tigre, a causa de pancreatitis.

En el 2019 fueron 24 muertes de animales en este zoológico y se incluye una cebra, por peritonitis. En 2020 fueron 35 casos, también una cebra, dos cocodrilos de pantano y dos avestruces, una por politraumatismo y otra por neumonía.

Pero la lista es larga y agrupa a diferentes aves, como gallinas de Guinea, muchas de las cuales se señala fueron atacadas por zarigüeyas. También hay diferentes especies de serpientes como boas o la huolpoch, monos araña, guacamayas, cisnes, tortugas, hurones, coatíes, pecaríes, pavorreales y otros.

En el caso de Animaya, en el 2018 murieron 23 animales, incluido un león africano, por insuficiencia cardiaca. En el 2019 fueron 20 casos y en el 2020 fueron 24, incluyendo animales como antílopes o un búfalo de agua.

Relativo a los nacimientos que se han dado, en el lapso mencionado fueron 50 en el Centenario, a razón de nueve en 2018, 33 en el 2019 y ocho en el 2020. En Animaya nacieron 41, 45 y 24, respectivamente, por cada años mencionado.

La mayoría de los nacimientos se dan en especies de talla mediana, como los venados o los borregos. Predominan las aves pequeñas y se ha dado algún caso de un hipopótamo en el 2020 o el de un jaguar negro que se dio mismo año y lo anunciaron en el 2021.

Fuente: Por Esto

Deja un comentario