El virus desatado: yucatecos saturan laboratorios para pruebas Covid-19 #Yucatán

Ante el exponencial incremento de casos de infección por el coronavirus SARS-CoV-2 originado por la variante Ómicron en Yucatán que en este inicio de año acumula más de tres mil contagios confirmados por la Secretaría de Salud, clínicas y laboratorios públicos y privados se encuentran saturados debido a la cantidad de personas con síntomas de Covid-19 que acude diariamente para realizarse pruebas.

En un recorrido realizado este jueves por Novedades Yucatán, se puedo constatar lo anterior en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 59 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en módulos de laboratorios privados ubicados en el norte de la ciudad.

En la UMF del IMSS, a partir de las 4:00 de la mañana del jueves, cerca de 50 personas iniciaron la fila afuera del área de Urgencias para ser atendidos en el Módulo de Atención Respiratoria del Seguro Social. La atención inició a las 8:00 horas y una hora después ya había aproximadamente 150 personas en fila.

A pesar de la demanda, la atención en este lugar se realizaba de forma fluida con un tiempo de espera aproximado de 30 a 40 minutos. La mayoría de los que acuden a esta unidad de salud presentan sintomatología leve y no refieren dificultades para respirar.

Uno de los pacientes que acudió en la jornada de ayer al IMSS por su hoja de incapacidad temporal para trabajar (por 7 días) comentó que su prueba salió positiva anteayer y que acudió para el trámite para su centro de trabajo por el cual esperó alrededor de una hora.

“Fue rápido llegué aquí a las 8 de la mañana y me atendieron a las 9, ya tengo la hoja de permiso para mi lugar de trabajo. Tuve que venir porque la página de internet no está funcionando bien y el documento que emite no lo aceptan todas las empresas. No tengo muchos síntomas, los primeros dos días si tuve un poco de fiebre y dolor de cuerpo, cansancio, ahora solo me queda un poco de dolor de garganta pero ya me dieron medicamento para eso”, explicó al reportero.

Deja un comentario